COME EN FAMILIA

Nutrición en familia. Consejos para comer con niños

Desde diferentes estamentos sanitarios hemos escuchado de forma unánime la importancia de una correcta alimentación y de fomentar hábitos de vida saludable para prevenir enfermedades, evitar el sobrepeso…

Sabemos que cada vez hay más personas concienciadas al respecto, si bien es cierto que todavía queda mucho camino por recorrer. Cuando una persona decide iniciar un cambio de hábitos alimentarios, la implicación familiar juega un papel básico para que este cambio sea más sencillo. Y cuando en ese entorno familiar hay niños, esta implicación adquiere mayor relevancia.

Todos los padres quieren el mejor futuro posible para sus hijos, que tengan acceso a una buena educación, que estén sanos, que sean felices… sin embargo, en la mayor parte de los casos por mero desconocimiento, por condiciones económicas poco favorables, por falsas creencias populares, por mensajes publicitarios confusos(por decirlo de un modo diplomático) por parte de la industria alimentaria…se cae en errores que se traducen en una alimentación inadecuada para los niños y por supuesto para los adultos.

A continuación os dejamos algunos consejos para que pongáis en práctica y tengáis en cuenta a la hora de sentaros a la mesa con vuestros pequeños:

“Equipo de cocina“: Sabemos que a veces la conciliación familiar y laboral es una tarea complicada pero en la medida de lo posible, por ejemplo los fines de semana, algún día laborable que sí sea factible pasar tiempo juntos…sería importante que los niños colaboren en todo lo relacionado con la alimentación. Esto es, que vayan al mercado y colaboren en la realización de la compra, que ayuden en la cocina para conocer los alimentos, que ayuden a poner la mesa… esto además de ser importante a nivel nutricional, es muy positivo para el núcleo familiar. Ayudar en las tareas de cocina puede resultar una actividad de la que disfrutar y pasar tiempo de calidad en familia.

Ambiente agradable: Sentarse a comer en familia, en un ambiente agradable, hace que momentos como la comida o la cena se asocien a situaciones de ocio en las que compartir experiencias, comentar cómo ha ido el día… en definitiva, pasar un buen rato familiar. Un ambiente relajado y distendido y en compañía de los adultos, ayuda a que coman con más ganas y disfruten más de lo que hay en el plato, no sólo los pequeños, sino las personas en general.

No premiar por comer: Muchos padres, preocupados por la falta de apetito de sus hijos ante ciertos alimentos, suelen negociar un postre de recompensa, normalmente cargado con grasas saturadas(y peor aún …las temidas trans!!) y azúcar. Estos premios son contraproducentes, pues hacen que los pequeños asocien la comida sana como un desagradable “trámite“ para llegar a su recompensa,en muchas ocasiones bollería industrial.

No obligar, dar ejemplo: A veces, y en  línea de lo anteriormente expuesto, muchos padres tratan de obligar a los niños a que comen tal o cual alimento. Esta no es una buena idea, pues lo más probable es que ese niño desarrolle una aversión hacia ese alimento concreto. Lo mejor es animarlos a probar diferentes alimentos para que los conozcan y tengan diferentes opciones para alimentarse de forma saludable. Por otro lado, comer con ellos y tomar comidas saludables con carácter general, ayudarán a que el “efecto espejo“ tengo un efecto muy positivo.

En definitiva, aunque inculcar unos hábitos alimentarios saludables pueda implicar un pequeño esfuerzo al principio, la recompensa de formar  futuros adultos concienciados, que crezcan en un ambiente sano y saludable, ayudándoles a prevenir numerosas enfermedades, compartir tiempo de calidad con ellos e introducir esos mismos hábitos saludables para nuestro propio bienestar hará sin duda que valga la pena ¿no te parece?

 

 

Even superheroesdeserve a day off

¿Dieta?No, gracias!

De un tiempo a esta parte vivimos con prisas, acostumbrados a tener que obtener respuestas casi inmediatas.Aquí y ahora.

A día de hoy tenemos acceso a cualquier cosa a golpe de clic. Ofertas de trabajo, restaurantes, viajes…hasta podemos conseguir una cita o cambiar de pretendiente si no nos convence del mismo modo… Nos hemos acostumbrado a la inmediatez.

Tanto es así, que se ha convertido en la forma de vida de muchas personas en diferentes ámbitos y cómo no, la alimentación no se ha escapado de este fenómeno. Si podemos comer cualquier cosa con el mínimo de preparación…adelante!No me sobra el tiempo.. y así es como de repente sin darnos cuenta nuestro frigorífico se empieza a llenar de comida procesada, cargada de azúcar, grasas saturadas, las temibles grasas trans.. y ya estamos metidos en el círculo vicioso.

¿Qué engordo unos kilos? El lunes empiezo la dieta de la piña y voy a correr sin falta!El problema es que el Jueves ya se me empieza a olvidar el tema(eso unido al hambre voraz y la mala uva que me está provocando la dichosa dieta de la piña) y bueno…un poco de chocolate no me va a hacer daño verdad?Ups..casi me como la tableta entera..

Hay que dejar de engañarse. Seamos prácticos, es nuestra salud la que está en juego. Y sí, a nivel estético también produce un impacto que nos afecta.

Bueno y entonces ¿qué hago? Ponerme a comer hojas de lechuga y renunciar a los placeres de la comida? Dejar que pase el verano y renunciar a tomarme unas cañas con mis amigos?Rotundamente no.

El “truco“ es mucho más sencillo. Cuando los especialistas hablan de una dieta variada no quiere decir que debamos tomar pechugas a la plancha con ensalada un día y ensalada con pechugas al siguiente. Es tal la variedad de alimentos que podemos combinar de diferentes modos, que en muchas ocasiones lo único que necesitamos es que nos asesoren con buenas ideas en base nuestros gustos, garantizando así que nuestra dieta(en el sentido de alimentación) contiene los nutrientes adecuados para comer de forma saludable. Que un día nos comamos un bocadillo de jamón(y más si es un buen ibérico con pan gallego) o lo acompañemos con un par de cañas o unas tapas no tiene que tirar por tierra un hábitos alimentarios sanos. Si a ello le sumas una actividad física moderada( por ejemplo caminar durante 30 minutos), lo tenemos!

Debemos de tener muy claro esto, unos hábitos alimentarios sanos, no deben de implicar pasar hambre y renunciar al sabor, se trata de un proceso en el que gradualmente podremos combinar diferentes alimentos teniendo en cuenta sus beneficios para nuestro organismo, traduciéndose así mismo en la adquisición de un peso adecuado de una forma más gradual pero más estable y duradera en el tiempo.

Así que ya sabes, deja de lado las dietas cortoplacistas y súmate al cambio de hábitos.

Porque de eso modo merecerá la pena verse bien y sentirse mejor, ¿no crees?

frases-alimentacion-nutricion-infografias-salud-bienestar-6

Menos pastillas y más nutrición

En una época en que se producen cambios a una velocidad vertiginosa, en que cada día aparecen cientos de nuevas informaciones y avances, nos hemos acostumbrado a vivir a ¨toda pastilla y además, en sentido literal.

El ritmo de vida, el estrés de las obligaciones del trabajo, el del que no lo consigue y puede tener ansiedad, las responsabilidades familiares… nos hace en muchas ocasiones someternos a una fuerte presión por seguir en la brecha y no nos damos cuenta que ese afán por seguir en ella nos hace buscar soluciones poco realistas,¨mágicas¨y que resuelvan nuestros problemas en un instante.

Algunos ejemplos a nivel salud los encontramos precisamente cuando hablamos de dietas y nutrición. ¿Que me sobran un par de kilos y el mes que viene tengo la boda de mi prima? Pues la dieta de la piña y la pastilla ¨quemagrasilmolamil¨y listo! Ejem, ejem…¿Recordáis el efecto rebote?

 

frases-alimentacion-nutricion-infografias-salud-bienestar-7-150x150

¿Qué estoy sometido a mucho estrés en el trabajo y no duermo bien? Pues pastilla y listo! Pero..y qué pasa con el problema de fondo? Las cosas casi nunca desaparecen solas y hemos de ser conscientes de ello.

Ojo, aquí no se trata de criticar el uso de fármacos en situaciones que puedan resultar de ayuda o sean necesarios en casos determinados, pues cumplen una función muy importante.

Lo que tratamos de resaltar es la necesidad de que las personas nos responsabilicemos de nuestro cuerpo y pongamos de nuestra parte para evitar o minimizar ciertas situaciones.

Volviendo al tema nutricional y su implicación a nivel salud, debemos tener presente que nuestro cuerpo no cuenta con compartimentos estanco, y que debemos entenderlo como un conjunto en el que la nutrición juega un papel esencial. Si nos paramos a pensar por un momento, son muchas las enfermedades y complicaciones que se pueden prevenir(por supuesto hay algunos factores que no podemos controlar):

  • Sobrepeso y obesidad
  • Ansiedad
  • Diabetes
  • Colesterol
  • Cáncer
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Estreñimiento

Y así podríamos continuar a lo largo de todo el post.

Un ejemplo de cuando hablamos de que todo en nuestro cuerpo está relacionado podemos encontrarlo así:

Una persona con malos hábitos alimenticios y que no realiza actividad física es probable que acabe adquiriendo sobrepeso, ese sobrepeso podría llevarle a sentirse mal consigo misma y generarle estrés y/o ansiedad, a su vez, esa ansiedad a tener un peor descanso, estar más irritable y aumentar el riesgo de adquirir enfermedades cardiovasculares por tener dietas ricas en grasas, adquiriendo altos niveles de colesterol ¨malo¨, la escasez de alimentos ricos en fibra causar estreñimiento y por tanto aumento de la irritabilidad, peor descanso…y vuelta a la rueda. ¿Os dáis cuenta?

Por eso, una dieta supervisada por profesionales, o un asesoramiento de pautas nutricionales adecuado es fundamental. Como hemos repetido en numerosas ocasiones, dieta NUNCA debe ser igual a pasar hambre y enfocarlo como algo temporal con la eliminación de grupos de alimentos o falsas promesas, se debe buscar ir variando nuestros hábitos desde un punto de vista saludable y progresivo en función de las necesidades de cada uno.

Aunque muchas veces damos por sentado que sabemos como comer sano, no hay que olvidar que por desgracia hay muchos intereses dentro de los lobbys alimentarios y que no siempre lo que nos cuentan en los anuncios en cuanto a comida sana es cierto.

Lo que tenemos que tener claro es que es importante conocer nuestro cuerpo y sus necesidades para un correcto funcionamiento, y a partir de ahí, cada uno decide como quiere vivir, pero…teniendo en cuenta que nuestra esperanza de vida cada vez es mayor, si vamos a vivir más…vivamos mejor!

shutterstock_75361633

Operación bikini, operación ¨fallini¨

Dejamos atrás la Semana Santa, cambiamos la hora y los días empiezan a ser más largos. En definitiva, el verano cada vez está más cerca, menos ropa, más playa… Suena bien ¿verdad? El problema aparece cuando nos quitamos la ropa y no nos encontramos del todo cómodos con la imagen que nos devuelve el espejo y decidimos poner en práctica las famosas ¨dietas milagro¨. ERROR!!  Someternos a una dieta de ese tipo puede que nos sirva para perder varios kilos de forma rápida, puede ser…el problema es que ese tipo de dietas no son sostenibles en el tiempo, normalmente porque nos hacen pasar hambre y en segundo lugar porque nutricionalmente…bueno, digamos que no son precisamente completas.

Además, ahí no acaba la cosa…nuestro cuerpo, que es muy listo, todo hay que decirlo, se da cuenta que de forma repentina está dejando de recibir los nutrientes adecuados, por lo que nuestro metabolismo se ralentizará y ¿sabéis en que se traduce eso? En el llamado efecto rebote o yoyo, es decir, pierdo 3 kilos para luego recuperarlos y ya de paso ganar 3 más, en fin, un mal negocio no sólo a nivel estético, sino por lo que implica para nuestra salud. Uno de los mayores problemas será cómo debilitaremos a nuestro sistema inmunológico, nuestras células, leucocitos… no recibirán los nutrientes adecuados para realizar sus funciones y esto implica un mayor riesgo de contraer enfermedades, sentir mayor debilidad…

Para perder peso de forma saludable hay que conocer nuestro cuerpo y tener cierta educación nutricional, por lo que es aconsejable hacerlo de mano de profesionales en la materia, como pueden ser los médicos o los nutricionistas con su correspondiente Diplomatura. Ello nos permitirá desterrar la idea de las dietas milagro e ir realizando cambios nutricionales en nuestra dieta habitual. Porque la clave de una correcta alimentación radica precisamente en adquirir buenos hábitos alimentarios, y esto no debe confundirse con pasar hambre o someterse a sacrificios para caber en los pantalones del verano anterior.

Adquirir hábitos de vida saludable nos permiten mejorar nuestra calidad de vida. Seamos prácticos, nuestra esperanza de vida es cada vez mayor ¿no? Puestos a elegir, ya que vamos a vivir más..vivamos mejor!

Es cierto que cambiar nuestros hábitos conlleva un proceso, y que dependiendo de la persona éste será más o menos gradual, pero la recompensa de vernos bien y sentirnos mejor es realmente satisfactoria. Si a eso le sumamos algo de actividad física, aunque sea moderada(hablamos por ejemplo de algo tan sencillo como andar 30 minutos al día) tenemos mucho ganado.

Así que ya sabes, ahora que empieza el buen tiempo, es un momento perfecto para perder esos kilos que te incomodan de una forma sana y controlada. Porque aunque nuestra imagen, el hecho de vernos bien, tiene su importancia, no olvides que es tu salud lo que está en juego cuando sometes a tu cuerpo a dietas milagro, y sin salud todo lo demás tiene una importancia secundaria verdad?

 

 

healthy-food-background-collection-fruits-vegetables-33291788

Nutrición y cáncer

En primer lugar, hemos de entender que el cáncer no es una única enfermedad, sino que son un conjunto de enfermedades diferentes que se pueden producir en distintos tejidos de nuestro cuerpo. Es más, podría decirse que cada tumor, en cada individuo, es diferente.

Son muchas las causas que se pueden achacar a la aparición de un proceso oncológico, por un lado están los factores endógenos, como puede ser la herencia genética, y los exógenos o externos, como pueden ser la polución ambiental, el tabaco o la alimentación entre otros.

Hoy nos gustaría centrarnos en la relación de la alimentación y el cáncer. Se estima que al menos entre un 30-35% de los tumores cancerígenos vienen derivados de una mala alimentación, esto es, 1 de cada 3, lo que supone un porcentaje notablemente elevado.

Por tanto, el papel de la nutrición con respecto a la enfermedad es muy importante, especialmente cuando nos referimos a su prevención. Si bien es cierto que hoy en día tenemos acceso a muchísima información a golpe de click, no hemos de olvidar que no todas las páginas ni todos los contenidos son ciertos. Para ello, y sin desmerecer a nadie, es importante consultar fuentes serias y fiables y dejarse aconsejar por profesionales especialistas en el tema, como pueden ser los oncólogos junto con los nutricionistas.

Spanish_General_HEP_Feb2015-1024x801

 

¿Por qué es tan importante una nutrición adecuada a nivel preventivo frente al cáncer? Sin entrar a valorar los múltiples beneficios que una dieta adecuada tiene para nuestra salud con carácter general, la clave está en cómo, a través de la alimentación, se fortalece nuestro sistema inmunitario(ya sabéis, el que se encarga de protegernos frente a las enfermedades). Cuanto más fuerte se encuentre nuestro sistema inmune, mayor capacidad tendrá para combatir contra las células cancerígenas y evitar que éstas se reproduzcan y por tanto menores las opciones de contraer cáncer.

Pero…y ¿qué pasa si ya nos encontramos con la enfermedad desarrollada?¿Sigue siendo importante la nutrición? El hecho de que el cáncer se encuentre presente no resta importancia al papel que juega la nutrición. De hecho, hay numerosas evidencias de que cuanto mejor sea la nutrición de la persona afectada, mejor podrá afrontar los tratamientos recibidos y los posibles efectos secundarios de los mismos, lo que repercutirá positivamente también en el aspecto emocional al encontrarnos más fuertes.

¿Y después del tratamiento? Como ya hemos comentado anteriormente, la clave de una alimentación adecuada es cómo influye de forma positiva en nuestro sistema inmunológico. Por tanto, es más que aconsejable para una persona que haya padecido un proceso oncológico y sus tratamientos llevar unos hábitos alimentarios saludables, lo que se traduciría en minimizar una posible recidiva(recaída en la enfermedad).

En resumen, la alimentación juega un papel clave, antes durante y después de la enfermedad, por lo que unas pautas alimentarias saludables  y buscar consejo de los profesionales sanitarios adecuados, son dos aspectos que se deben tener muy en cuenta en la batalla contra el cáncer

 

 

 

 

 

 

F0000000380_autoestima_sexualidad_17_diciembre

Charla participativa Diciembre. Autoestima, afectividad sexualidad y cáncer.

¿Te sientes cómodo en la actualidad? En ocasiones, las personas que sufren un proceso oncológico se ven afectadas en diferentes ámbitos de su vida, siendo el afectivo uno de ellos. En Exon te ayudaremos a conocer los factores que pueden alterar tu autoestima, el autoconcepto y la sexualidad y conocerás las diferentes vías de mejora de las diferentes áreas vitales.

F0000000380_autoestima_sexualidad_17_diciembreEl cáncer es una enfermedad que afecta a varias dimensiones de la vida, tiene consecuencias en el entorno laboral, familiar, social, en uno mismo y en las relaciones de pareja.

Uno de los aspectos más importantes para la recuperación será combatir las partes más emotivas y personales de la enfermedad. La sexualidad, las relaciones afectivas, así como el autoconcepto y la autoestima son agentes esenciales para la recuperación emocional.

Conociendo y analizando la propia situación, tanto como paciente como familiar, junto con las diferentes terapias que se pueden aplicar, combatiremos con mejores armas los problemas emocionales que puedan surgir.

Llámanos e infórmate sin compromiso

F0000000377_cancer_590x410

Inmunoterapia, avance clave en la lucha contra el cáncer

Las terapias inmunológicas están irrumpiendo en la oncología y cambiando radicalmente la forma de entender y tratar el cáncer. La posibilidad de sustituir la quimioterapia por fármacos que estimulen las defensas del propio cuerpo para combatir los tumores se instala como una nueva esperanza.

Los avances en las inmunoterapias en el tratamiento de tumores malignos y la esperanza que con ellas se abre para la humanidad estuvieron en el centro de la nueva edición del Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) realizada en Chicago, Estados Unidos. El encuentro reunió cerca de 30.000 profesionales y se trata, desde hace muchos años, del momento más importante del año para la oncología porque allí se presentan los últimos avances en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Tradicionalmente el tratamiento oncológico consistió en medicamentos que atacan en forma directa a las células tumorales, que evaden el sistema inmune y sobreviven para continuar creciendo en cada uno de los pacientes enfermos.

Esta evasión se logra a través de la interacción de dos proteínas llamadas PD-1 (que se encuentra en las células inmunológicas) y su contraparte PDL-1 (en las células tumorales), haciendo que la respuesta inmunológica contra el cáncer sea deficiente.

La buena noticia de este congreso ha sido la aparición de tratamientos con anticuerpos monoclonales diseñados específicamente para reconocer e inhibir ese sistema de camuflaje. Buscan bloquear la interacción inhibitoria, permitiendo que el sistema inmunológico haga el trabajo de eliminar las células cancerígenas.

Existen varios anticuerpos monoclonales, dirigidos contra PD-1 o PDL-1, que están siendo probados en distintas fases de investigación. El Nivolumab, de Bristol Myers Squibb, y el Pembrolizumab, de Merck Sharp & Dhome, son anticuerpos anti-PD-1 que ya están aprobados por la Food and Drug Administration (FDA por sus siglas en inglés) para el tratamiento del melanoma y cáncer de pulmón.

Los datos presentados en Chicago mostraron que estos tratamientos mejoran la supervivencia en pacientes con cáncer de pulmón avanzado que ya habían recibido quimioterapia convencional. Los pacientes tratados con Nivolumab (anti-PD-1) tuvieron una supervivencia promedio de 12,2 meses contra 9,4 meses de los que recibieron quimioterapia estándar. Esta diferencia fue aún más marcada si existía sobreexpresión de PDL-1 en el tumor, pasando de 8 a 19,4 meses a favor del Nivolumab.

En pacientes con melanoma la combinación de dos anticuerpos monoclonales con distintos mecanismos de acción (Nivolumab e Ipilimumab) permitió controlar las metástasis por un tiempo significativamente más prolongado. En los pacientes con tumores con altos niveles de PDL-1, el tiempo a la progresión fue de 14 meses con la combinación y de 3,9 meses con el tratamiento estándar.

Es importante remarcar que a través de la inmunoterapia las respuestas podrían ser más prolongadas que los tratamientos clásicos utilizados hasta la actualidad. De esta manera, algunos pacientes podrían tener su enfermedad controlada por largos períodos de tiempo.

Estos resultados sorprendentes para la oncología han sido obtenidos en pacientes con melanoma y algunos tipos de cáncer de pulmón. Datos preliminares sugieren beneficio significativo en otros tipos de tumores, aunque hay que esperar resultados de estudios confirmatorios.

Las terapias inmunológicas están irrumpiendo en la oncología y cambiando radicalmente la forma de entender y tratar el cáncer. La posibilidad de sustituir la quimioterapia por fármacos que estimulen las defensas del propio cuerpo para combatir los tumores se instala como una nueva esperanza. El mundo está viviendo una revolución en la lucha contra la enfermedad y es probable que en los próximos años los tratamientos que hoy utilizamos sean parte del pasado.